jueves, 20 de mayo de 2010

Viaje al corazón de la tierra


La paciencia de la madre Tierra se puede ver y comprobar cuando nos adentramos en su interior, este pasado fin de semana, en compañía de MdB pudimos visitar las cuevas de Campanet, unas maravillosas formaciones naturales que constan de unos cuatro millones de años, y siguen desarrollándose, a una velocidad, la de las estalactitas de 1 centímetro cada 100 años, y de medio centímetro las estalagmitas. (Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea. Benjamin Franklin)




Estas formaciones sorprenden por su belleza, por su armonía, por sus formas imposibles, y por sus colores, colores que se impregnan por la filtración del agua con depósitos calcáreos, óxidos terrosos y vegetales (La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia. Jean de la Fontaine)



Las Coves de Campanet están situadas en la vertiente sur del monte de Sant Miquel, en la Serra de Tramontana, al norte de Mallorca. Tienen una superficie aproximada de 3.200 m2 y un recorrido cercano a los 400 m. Estas grutas naturales se desarrollan a una media de 50 m bajo la superficie del terreno y crean un vacío de unos 16.000 m3. Su visita, de unos 40 minutos de duración, recorre diferentes galerías y salas, algunas de las cuales presentan pequeñas acumulaciones de agua. Dichas salas reciben nombres tan sugerentes como: sala romántica, sala del lago, castillo encantado, sala de la palmera, cascada sonora, etc. La temperatura interior de las cuevas es constante a 23 grados



Estas cuevas destacan por la finura y riqueza de sus depósitos calcáreos en forma de estalactitas y estalagmitas, también denominadas espeleotemas por los geólogos. Aparte de su ornamentación natural, diversos aspectos han atraído la atención de científicos y naturalistas. Por ejemplo, durante las obras de acondicionamiento de las cuevas se encontraron restos fósiles de Myotragus balearicus, una especie de bóvido endémico de Mallorca y Menorca, extinguido hace 4.000 años tras la llegada del hombre a nuestras islas. Destacar que por lo lluvioso de este invierno, por primera vez en 40 años se ha visto gotear a las estalactitas de la zona seca, una gruta que se encuentra bajo 40 metros de roca, las filtraciones este año han llegado hasta esta zona considerada seca.



Si hablamos del descubrimiento, decir que los habitantes de lugar conocían desde siempre una corriente de aire fresco que salía de un agujero de unos 15 cm de diámetro, hoy en día desaparecido, situado encima de la entrada actual de las cuevas. Con la intención de convertir las tierras de Son Pacs de secano a regadío, el propietario de la possessió Guillem Torres i Cladera, impulsó la búsqueda de agua. En junio de 1945, el "marger" de la finca, Bartomeu Palou i Bennàsser -Xineta- pensó que el ruido y el aire fresco del agujero indicaban la existencia de una corriente de agua subterránea. Las cuevas fueron descubiertas al ensanchar el agujero y acceder a su interior. Era la primera vez que un hombre entraba dentro de esta cavidad natural. El propietario de la finca no obtuvo agua, pero si un tesoro natural que levaba millones de años formandose y hasta esa fecha era desconocido.



PD: Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo. (San Francisco de Sales)

Texto y fotos; Miguel Adrover Caldentey

18 comentarios:

  1. Realmente preciosas, yo...soy una aficionada de las ,y esta España nuestra tiene grandes cavidades....que esa paciencia va formando caprichosamente para que dspués podamos disfrutarlas a tope.
    Que fotos preciosas y la reflexión de lujo....ten paciencia con todas las cosas,pero sobre todo contigo mismo....me apunto a llevar a cabo la cita.
    un abrazote

    ResponderEliminar
  2. UNAS FOTOS FANTASTICAS, GRACIAS POR COMPARTIRLAS
    PDTA: LEER TUS POST SON TODO UN VIAJE, TU YA HAS ENTRADO EN MI CORAZON.

    BESOS

    ResponderEliminar
  3. Impresionante! uno quisiera estar ahí para poder verlo con sus propios ojos, fantastico!

    Las fotos asimismo son estupendas, no es facil hacerlas ahi dentro, la luz siempre es escasa. Me encanta la penultima fotografia. Es una pasada verlas ampliadas.

    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Son magníficas las fotografías y el texto un gran documento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me encanta entrar en todas las cuevas...conocerlas visitarlas...y lo que aún no se ha descubierto!

    ResponderEliminar
  6. Sabes me quedé pegada en las fotos, imaginaba un cuadro en ellas, una tela que pintaba en mi pensamiento, las formas, los colores son inspiradores...Te felicito por la entrada, siempre viajo contigo -además que las frases eran acordes al tema-...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Son preciosas las fotos.,, impresionante las maravillas de la naturaleza. No se por qué me he quedado embobada con las fotos viendo figuras, espacios, colores...sombras...
    Son mágicas. Gracias por tu magia.
    Un abrazo enorme y gracias tambien por tus visitas.

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado sin palabras Madroca!!!
    Como me hubiese gustado estar alli!
    CUANTA BELLEZA
    Que ganas de me dan de acercarme a esas rocas y oler su centenaria sabiduría!
    Gracias por compartirlo
    Namasté amigo

    ResponderEliminar
  9. Hola Miguel!! Qué fotos maravillosas!! Son obras de arte naturales!! Magnífico post amigo, gracias por compartirlo.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso!!!

    Nada te turbe
    Nada te espante
    todo se pasa
    Dios no se muda
    La PACIENCIA todo lo alcalza
    Quien a Dios tiene
    Nada le falta
    Sólo Dios basta.

    Abrazoss!!

    ResponderEliminar
  11. Realmente fascinante. No tienen nada que envidiarle a las del Drach.

    Pásate por mi blog elfogondemeg.blogspot.com que tienes un premio para tí. Un beso

    ResponderEliminar
  12. sin palabras, son unas fotos alucinantes, un saludo.

    ResponderEliminar
  13. ¿Te he dicho alguna vez que me encantan tus fotos? Seguro que sí. Si es que la originalidad no es lo mio...

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  14. Como sabes, me fascinan las cuevas,estar en rl un poco más en el"interior" de Pachamama, en su silencio, en su paz,en su no tiempo....me reconforta, me recoloca.
    Campanet, nada más su nombre me atrae y me trae esa alegría de campanas.
    Es tanto aún lo que desconocemos, y la Belleza, de las formas siempre permanente, presente.
    Es un lugar llenode magia por dentro y por fuera. Armonía en estado puro.
    Un regalo más, de Ella y un regalo ´precioso de tu parte.
    Mi abrazo, mi beso. Shibumis de luna y viento, Miquel

    ResponderEliminar
  15. Muy bien logradas fotografías, es difícil por la falta de luz!
    Hermosas cuevas, suerte tienes de poder recorrerlas. Saludos amigo!

    ResponderEliminar
  16. LUGAR PARA VISITAR, EN CUANTO GEMA Y YO TENGAMOS OCASIÓN..

    BUEN FÍN DE SEMANA!

    PD: POST DE AVISO EN EL PAÍS DE LOS BOSQUES:
    http://kamariaaamori.blogspot.com/2010/05/todos-los-colaboradores-de-este-espacio.html

    ResponderEliminar
  17. Las fotos muy buenas, no sé si lo visitaría,me dan miedo los bichos, jeje.

    besos

    ResponderEliminar
  18. BUEN DIA !!! TE DEJO MIS CARIÑOS Y UN PREMIO QUE ENCONTRARAS EN http://miscyberamigos.blogspot.com ESPERO TE GUSTE.
    ABRAZOTE LAURA CORNEJO

    ResponderEliminar